Sartre y Benny Levy

1973: un derrame cerebral deja casi ciego a Sartre. Toma como secretario a Benny Levy, ex-dirigente de la Izquierda Proletaria, el grupo maoísta que trató de prolongar mayo del 68 mediante la práctica de la proletarización en fábricas, la acción directa, llegando a rozar la lucha armada. Una mezcla de impulsos leninistas y anti-autoritarios.

Sartre y Levy trabajan juntos hasta la muerte de Sartre, lectura y conversaciones de las que tenemos algunas transcripciones y apuntes de Levy. ¿Cuáles son los ejes del pensamiento conjunto? Yo diría: repensar la revolución tras mayo del 68 y haciendo autocrítica de las posiciones de vanguardia (tanto en la política como en el saber). 4 claves al menos:

-pensar una temporalidad atea de la revolución, más allá de la mística del instante revolucionario. Sartre había descrito la revolución como un Apocalipsis en la “Crítica de la razón dialéctica”. Ahora aparece la necesidad de pensar el carácter “interminable” de la revolución para salir de los impases de Termidor: la toma del poder como “coronamiento” del proceso insurreccional. Es la “glaciación” de la revolución, cuando el otro aparece como “traidor”.

-pensar una fraternidad sin terror, donde una articulación de singularidades sustituye a la homogeneización por vía de un tercero (el jefe, el centro, la cabeza). Se trata de formular un “pluralismo radical”, la reciprocidad del hacer múltiple contra la acción estatalista. “Decapitar” la revolución, salir del fantasma del Gran Sujeto, la síntesis totalizadora.

-pensar la articulación entre el frío y el calor: la sociedad humana está compuesta de momentos fríos (inercia, grupos humanos pasivos, la serie) y calientes (minorías activas, grupo en fusión, insurrección). Ninguno de los dos puede desplazar completamente al otro, hay que pensar de nuevo su engarce: la combinación de la democracia directa (acción) y la indirecta (que no representativa, ojo).

-pensar hasta el fondo este hecho: ya no existe la izquierda, a pesar de gesticulaciones y palabrería, sólo hay derecha. Únicamente hay modos de hacer y de vivir de derechas: la gestión de lo existente y el modelo humano capitalista. La radicalidad (la impugnación de esto) es una necesidad y al mismo tiempo lleva a un callejón sin salida. La esperanza es insistencia a pesar de todo.

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Para renovar la fuerza

Presentación del libro “La fuerza de los débiles” en La Morada

Tres momentos en la relación con el Libro (lectura/escritura)

El tablero político español

Diario de lucha partisana, anotación 17

Pensar desde agujeros

Fuerza de los débiles, energía de esclavos

Política de comunicación

Alianza de lo profético y lo político

Volver a pensar la guerra

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos