Reaccionarios de izquierda

El neoliberalismo disuelve: referencias, vínculos, ritmos, seguridades, hilos de memoria. En esa disolución, las voces que reivindican un “conservadurismo de izquierdas” tienen un atractivo cierto: ya no sólo se trata de liberar o emancipar, también hay que proteger, defender, mantener. Pero ¿qué y cómo?

En realidad, el capital ha tenido siempre un costado disolvente y siempre ha habido “reaccionarios de izquierda”. Los hay más y menos interesantes.

A mí los que más me han fascinado son los “conservadores existenciales”: personas que percibían de manera muy concreta, muy física que estaban desapareciendo mundos que no merecían desaparecer. Orwell, Christopher Lasch, Pasolini…

Los menos interesantes (hasta hoy) me parecen los que simplemente afirman una posición ideológica: no muestran ninguna proximidad sensible con las formas de vida que reivindican y producen sólo clichés y moralina (sobre la clase obrera, el pueblo, etc.).

Diez días antes de su muerte, Pasolini acudió a un debate en un instituto sobre la relación entre “dialectos y escuela”. Se ha editado ahora, es apasionante.

Una profesora, Maria Jole de Giorgi, hace una crítica muy penetrante de las posiciones de Pasolini sobre la revolución antropológica del consumo en Italia: ¿de veras esas clases populares eran tan felices antes en los barrios en los que vivían? ¿No las estará idealizando Pasolini?

Aquí la respuesta, que se puede cuestionar pero es expresión de ese conservadurismo sensible y existencial, que capta la “mutación antropológica” en los cuerpos y las sonrisas. Y te hace enamorarte de una forma de vida “del pasado”.

“Por lo que se refiere a la felicidad, no albergo la menor duda. Si bien las dudas me devoran constantemente, sobre esto no albergo ninguna.

En los arrabales romanos, que es el mundo que yo conozco y que he retratado, los jóvenes y la gente en general era mucho más feliz que ahora. No sé qué es la felicidad, pero si la felicidad es sonreír, y cantar, y crear con las palabras todos los días un chiste, un chascarrillo, una historieta, entonces eran mucho más felices que ahora. Si la felicidad no es esto, entonces no diré más.

Estoy acostumbrado, desde mi más tierna infancia, a distinguir la felicidad en las sonrisas, en los ojos, por la forma en que se sonríe, por la forma en la que se mira. Por aquel entonces, en los arrabales romanos todos los chicos de los recados de las tiendas, de las carnicerías, de las panaderías, recorrían la ciudad en bicicleta, con culeras en los pantalones, y cantaban. No había ninguno que no cantase, no había ninguno que, si lo mirabas, no te devolviera la mirada con una sonrisa. Esta es una forma de felicidad.

Yo afirmo que la sonrisa de un joven hace diez años era una risa de felicidad, mientras que hoy en día es un infeliz y un neurótico. Yo lo digo, que cada cual me acuse de lo que quiera (conservador o reaccionario), pero yo lo digo”.

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Galapagar como símbolo

Qué buena esta entrevista a Hugo Savino, amigo y secuaz

Rescatamos en Lobo suelto este par de documentos históricos

Posibilidad de cuestionarlo todo, de reiniciarlo todo

Campanades a morts: Vitoria, 1976

Recibir 700 páginas casi inéditas de uno de esos filósofos amados de los que cree uno haberlo leído ya todo, ¿hay mayor felicidad? 🙂

Tres apuntes sobre teorías de la conspiración

Maravillosa introducción a Simone Weil por Maite Larrauri

“Ojalá que esta vez no pase como en el 31, cuando a la huida del Rey le siguió más tarde una guerra civil”, leo por ahí.

¿Qué es una idea? La prolongación de un cuerpo en el lenguaje

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos