Notas para el balance de una década

2011-2017, tres grandes tentativas de desborde del Régimen del 78 y la Cultura de la Transición. Por afuera, por adentro, por los lados: 15M, asalto institucional, independentismo catalán.

CT, R78: cristalización de límites impuestos por la dictadura (no se toca el poder económico, no se toca la unidad territorial), democracia restringida al sistema de partidos, poder efectivo del capital financiero, consenso basado en el miedo a ir más allá (“o yo o el caos”), simulacro de polarización (izquierda/derecha) sobre base real de unidad (neoliberalismo).

2011-2017: las costuras del traje estallan, se cuestiona lo incuestionable, aparecen poderes colectivos donde se querían poblaciones sumisas, desborde del marco de lo posible izquierda/derecha (“somos el 99%”), lo llaman democracia y no lo es, nueva institucionalidad, derecho a decidir.

Muy pronto, aparición de nuevos límites. Debilitamiento de las fuerzas colectivas, pasaje a la representación como escena privilegiada, confiscación de la iniciativa política por nuevas élites.

Límites externos: techo de cristal, represión, cierre del sistema a cambios sustanciales. Límites internos: incapacidad para dotarse de una nueva racionalidad política material, concepción de la política como semiótica, ilusiones sobre las relaciones de fuerzas.

En la actualidad, tierra quemada por infinitas peleas en los espacios de movimiento, reivindicación oportunista del R78 como único horizonte y marco posible, volatilización aparente de todo poder colectivo. Covid-19, ¿nuevas politizaciones?

En la extrema derecha, apropiación desenfadada del espíritu huérfano del 15M, “ruido de sables” en la judicatura, los medios y la guardia civil contra un gobierno tímidamente de izquierdas. Desactivación de la única fuerza capaz de hacerle frente, la fuerza popular.

Retorno al eje de sentido izquierda/derecha, polarización que anula toda voz autónoma. Huida hacia adelante de las “fuerzas del cambio” incapaces de balance: pasar de la esperanza-Pablo a la esperanza-Íñigo, política como consumo de coyunturas, pasar de la fuerza a los signos de fuerza.

El problema de la fuerza como clave de balance. ¿Qué significa (políticamente) tener fuerza?

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Para renovar la fuerza

Presentación del libro “La fuerza de los débiles” en La Morada

Tres momentos en la relación con el Libro (lectura/escritura)

El tablero político español

Diario de lucha partisana, anotación 17

Pensar desde agujeros

Fuerza de los débiles, energía de esclavos

Política de comunicación

Alianza de lo profético y lo político

Volver a pensar la guerra

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos