Hoy podremos salir todxs a la calle en varias franjas horarias

Por lo que sabemos, el virus “no ha pasado”. Esto es, podría haber nuevos contagios y un rebrote. Perfectamente. No ha cambiado nada en ese sentido de dos meses a esta parte.

Sin embargo, el control se relaja. ¿Cómo puede saber la policía que he salido hace una hora y no dos?

Es decir, da comienzo un experimento de regulación pública-estatal y de autoregulación individual y colectiva. Power to the people ahora es literal: tenemos el poder de matar o de proteger. Cada uno.

Es un experimento bastante increíble y de él dependen muchas cosas como sociedad en el futuro. Podemos limitarnos a acatar las normas dictadas desde arriba: muchas son muy razonables, pero ¿otras? ¿Están pensando en lo común o protegiendo a distintos lobbys?

El Estado es muy ciego a la pluralidad y singularidad de formas de vida: a sus diferencias, sus asimetrías, sus tensiones. Lo hemos visto muy claro durante esos dos meses: se legisla como si la sociedad entera fuera una clase media más o menos acomodada.

Sólo desde la sociedad misma podrían atenderse esa pluralidad y singularidad de las formas de vida. Cuidarnos desde ellas, sin anularlas.

Entre las medidas puramente verticales o policiales y el riesgo de rebrote, sólo formas de empoderamiento social pueden inventar diagonales y tangentes. Desde la vida misma y no desde un deber ser abstracto.

Es el momento de lo común del que tanto se habla, pero que es más difícil de materializar que de enunciar. Sobre todo en sociedades muy atomizadas como la nuestra, sin estructuras comunitarias fuertes.

Las decenas de grupos de ayuda creados ya lo están haciendo en el plano social, repartiendo comidas, etc. Es una especie de 15M con mascarilla. ¿Y en el nivel digamos de salud pública? ¿Podrían activarse capas de una cierta autogestión de la distancia social de cuidado? ¿Otras maneras de estar juntos estando separados?

Entre las alternativas infernales (obediencia/muerte, miedo al otro/irresponsabilidad), sólo una inteligencia colectiva puede inventar fugas.

No sé si estamos a la altura del desafío…

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Galapagar como símbolo

Qué buena esta entrevista a Hugo Savino, amigo y secuaz

Rescatamos en Lobo suelto este par de documentos históricos

Posibilidad de cuestionarlo todo, de reiniciarlo todo

Campanades a morts: Vitoria, 1976

Recibir 700 páginas casi inéditas de uno de esos filósofos amados de los que cree uno haberlo leído ya todo, ¿hay mayor felicidad? 🙂

Tres apuntes sobre teorías de la conspiración

Maravillosa introducción a Simone Weil por Maite Larrauri

“Ojalá que esta vez no pase como en el 31, cuando a la huida del Rey le siguió más tarde una guerra civil”, leo por ahí.

¿Qué es una idea? La prolongación de un cuerpo en el lenguaje

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos