“El fuego es demasiado fuerte”

Lo hemos oído mil veces: lo que vemos si miramos el cielo es luz de estrellas que se extinguieron hace tiempo.

Un poco así me imagino yo el “mundo libidinal” que describe Lyotard (la “piel”).

Las intensidades (una idea, un gesto, un afecto) crean realidad y dejan luz tras de sí, proporcional a la energía suscitada.

Vivimos pues entre la luz de astros muertos, en un reguero de intensidades pasadas, como residuos de infancia.

Pero esa luz remota llega a nosotros refrenada, remitida, a través de procedimientos de registro y control (contabilidad, clasificación, etc).

Las intensidades singulares del pensamiento de Nietzsche, por ejemplo, nos llegan en libros que podemos comprar en un aeropuerto, como huellas comunicables, intercambiables.

La intensidad da lugar también a registro, no hay otra. Hay estructura, hay institución, hay poder.

¿Qué propone Lyotard? Serenidad extrema con respecto a esto, ningún romanticismo de las intensidades puras. Antes bien, un refinamiento:

Aprender a percibir, en la luz debilitada de los signos de registro, la noche nuclear de las intensidades. Y a relacionarnos con ellas.

Política del disimulo: las intensidades se juegan ahí donde son conjuradas, no hay lugar bueno.

Política de la huída: el signo estabiliza, hay que traicionarlo una y otra vez para hacer pasar las intensidades (la institución conserva el astro muerto).

Política del olvido: es preciso jugarse la memoria y la identidad, no quedarse clavado a ningunas siglas aunque en su día estuvieran gloriosamente asociadas a intensidad.

Cultivar, en definitiva, lo que Lyotard llama “un olfato de pirómanos”

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Galapagar como símbolo

Qué buena esta entrevista a Hugo Savino, amigo y secuaz

Rescatamos en Lobo suelto este par de documentos históricos

Posibilidad de cuestionarlo todo, de reiniciarlo todo

Campanades a morts: Vitoria, 1976

Recibir 700 páginas casi inéditas de uno de esos filósofos amados de los que cree uno haberlo leído ya todo, ¿hay mayor felicidad? 🙂

Tres apuntes sobre teorías de la conspiración

Maravillosa introducción a Simone Weil por Maite Larrauri

“Ojalá que esta vez no pase como en el 31, cuando a la huida del Rey le siguió más tarde una guerra civil”, leo por ahí.

¿Qué es una idea? La prolongación de un cuerpo en el lenguaje

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos