El cuaderno casi como paradigma, como el “atlas” de Huberman

Conocí a Miguel Ángel García en las clases de arte que daba Ángel González en la Complutense, nunca pensé que tantas cosas pudieran pasarme viendo un cuadro como cuando te acompañaba Ángel. Y las veces que escuché a Miguel Ángel me pareció que estaba a la altura del maestro. A este se le echa mucho de menos…

Miguel Ángel lleva trabajando unos años en torno a la idea del cuaderno. El cuaderno casi como paradigma, como el “atlas” de Huberman. El cuaderno es una idea muy sencilla: es sólo aquel pliegue en el que vamos anotando y pintando y escribiendo y donde entra todo y las cosas están unas al lado de otras sin mucho orden y de cualquier modo y en tiempos que se solapan y sin jerarquías rígidas.

Pero luego el cuaderno se “depura” al pasar a obra. Lo infinito se hace finito, el flujo se detiene, se crean niveles y jerarquías, hay cosas que se pueden hacer y otras que no, aparece el límite y lo tabú o lo imposible y el arriba y el abajo y ya no todo vale, ni todo entra. Y el arte contemporáneo es de alguna forma la asimilación de lo que siempre propuso el cuaderno, pero quedó fuera del dispositivo más clásicamente representativo.

Miguel Ángel me ha preguntado si algo de esto me resuena en mis temas y sí, claro, por supuesto, muchísimo.

Hubo también una vez un cuaderno abierto, en el que cualquiera podía escribir y pintar, las cosas se arremolinaban sin jerarquías, tiendas de campaña junto a lonas junto a micros junto a cuerpos y a palabras, se podía entrar en la plaza por cualquier sitio, sin arriba ni abajo izquierda o derecha, dentro/fuera, actores/platea, escenario/maquinaria, todo junto y revuelto en un plano horizontal, infinito, una “gran película efímera” o un “patchwork” o una “piel” dice Lyotard.

Luego esa piel debe plegarse y replegarse, por exigencias del guión (representativo). Se hace un gran vacío, se produce la ausencia, se genera la nada para edificar lo nuevo. Las cosas dejan de estar mezcladas, hay lugares y voces privilegiadas, se instala un centro, la narrativa se vuelve edificante. Nos volvemos serios, maduros, monoteístas. La política contemporánea va por detrás del arte contemporáneo.

¿Es así necesariamente? ¿Cómo se raja la piel? ¿La idea del cuaderno es ingenua, como se nos dice, un poco como el “primitivismo” en pintura? ¿Hay otras relaciones entre cuaderno y obra? ¿Y si el problema estuviese ya en la primera piel?

Por si os apetecen estos pensamientos y discusiones, más info en el enlace.

Uned

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Para renovar la fuerza

Presentación del libro “La fuerza de los débiles” en La Morada

Tres momentos en la relación con el Libro (lectura/escritura)

El tablero político español

Diario de lucha partisana, anotación 17

Pensar desde agujeros

Fuerza de los débiles, energía de esclavos

Política de comunicación

Alianza de lo profético y lo político

Volver a pensar la guerra

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos