DELEUZE/LYOTARD

Por si alguien se animara a acompañarme en el laberinto del Lyotard libidinal y le sirviera…

Un consejo: no leer a este Lyotard como “pariente pobre” de Deleuze, Guattari y su Anti-Edipo. Puede hacer naufragar la deriva más que impulsarla.

¿”Economía libidinal” es algún tipo de respuesta al Anti-Edipo? Sí, sin duda. Hay influencias positivas muy fuertes. Pero aplicar sobre Lyotard el código de lectura de D&G puede impedirnos captar los matices y más aún…

Creo que “Economía libidinal” puede leerse también como una especie de alerta de primera hora (1974) contra lo que Diego Sztulwark llama el “deleuzianismo fácil”, es decir, la cristalización de la aventura deleuziana en una jerga autocomplaciente, un nuevo código.

Hay varios elementos que sostienen esta lectura, algunos son muy claros, muy explícitos. En especial quizá un giro “pesimista” con respecto a los otros libros deseantes como “Dispositivos pulsionales”: no hay aquí cita de ninguna comuna, de ningún hippie, de ningún afuera. “Es mi libro más desesperado” dirá luego Lyotard. Esa oscuridad, me parece, lo hace muy contemporáneo.

No se trata de oponer un signo bueno a uno malo. No hay sociedades primitivas, no hay afectos sin lenguaje, no hay intensidades sin estructura, no hay poema sin palabras, no hay flujo libre de deseo, no hay eros sin pulsión de muerte. No hay lugar bueno, sino distintas maneras de estar en cada lugar. La disputa se da en el mismo interior del signo: es lo que Lyotard llama disimulo.

No es de extrañar que cuando por ejemplo el Comité Invisible cita a Lyotard en “Ahora” se apoye en los textos previos a “Economía libidinal”; aquí la estrategia es infiltrar, injertar, conspirar. Hacer actuar el disimulo en favor de las intensidades. Entrar más que salir. Ocuppy everything.

“Ninguna necesidad de criticar la metafísica (o la economía política, que viene a ser lo mismo); puesto que la crítica supone y recrea sin cesar el dispositivo representativo mismo; más vale estar dentro de ella y olvidarla: es la posición de la pulsión de muerte”.

Amador Fernández Savater (Madrid, 1974) va y viene entre el pensamiento crítico y la acción política, buscando siempre su encuentro. Es editor de Acuarela Libros (acuarelalibros.blogspot.com), ha dirigido durante años la revista Archipiélago y ha participado activamente en diferentes movimientos colectivos y de base en Madrid (estudiantil, antiglobalización, copyleft, "no a la guerra", V de Vivienda, 15-M). Es autor de “Filosofía y acción” (Editorial Límite, 1999), co-autor de "Red Ciudadana tras el 11-M; cuando el sufrimiento no impide pensar ni actuar" (Acuarela Libros, 2008) y coordinador de "Con y contra el cine; en torno a Mayo del 68" (UNIA, 2008). Actualmente, emite semanalmente desde Radio Círculo el programa "Una línea sobre el mar", dedicado a la filosofía de garaje.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Más toques

Galapagar como símbolo

Qué buena esta entrevista a Hugo Savino, amigo y secuaz

Rescatamos en Lobo suelto este par de documentos históricos

Posibilidad de cuestionarlo todo, de reiniciarlo todo

Campanades a morts: Vitoria, 1976

Recibir 700 páginas casi inéditas de uno de esos filósofos amados de los que cree uno haberlo leído ya todo, ¿hay mayor felicidad? 🙂

Tres apuntes sobre teorías de la conspiración

Maravillosa introducción a Simone Weil por Maite Larrauri

“Ojalá que esta vez no pase como en el 31, cuando a la huida del Rey le siguió más tarde una guerra civil”, leo por ahí.

¿Qué es una idea? La prolongación de un cuerpo en el lenguaje

0
Hagamos de esto una conversaciónx
()
x

Quien busca encuentra

Foto: blogs.carleton.edu

Amador Fernández-Savater

Mezcla actividades intelectuales y políticas. Publicó un libro de ensayos en 1999 (Filosofía y acción, Editorialímite, Santander). Participa en la editorial Acuarela Libros desde su fundación hace ahora 10 años. Acuarela ha sido una de las primeras editoriales en proteger sistemáticamente sus libros con las licencias Creative Commons, con resultados muy positivos a todos los niveles. Ha co-dirigido los últimos años la revista Archipiélago y ha participado activamente en varios movimientos sociales (estudiantil, antiglobalización, copyleft, no a la guerra, V de Vivienda…). Es co-autor de un libro sobre la experiencia de la Red Ciudadana tras el 11-M (Acuarela Libros A. Machado, Madrid, 2008).

Conversemos